El mundo de tu hijo

La alimentación, una prioridad

Posted on: noviembre 28, 2008

A partir de los dos años, los niños realizan cuatro comidas al día. Por eso es fundamental que su dieta sea variada y apetecible.

Como ya destacamos en post anteriores, la alimentación de nuestros hijos tiene que ser una prioridad para nosotros. Que estén correctamente alimentados es nuestra responsabilidad. Si bien es cierto que los comedores infantiles de los colegios y guarderías también cumplen una función muy importante, los padres tenemos que ser responsables de lo que comen nuestros hijos en casa.

Habitualmente, cuando nuestro hijo alcanza los dos años empieza a hacer cuatro comidas diarias. En ese momento nos tenemos que plantear cuales son las comidas adecuadas para su óptima alimentación. En primer lugar, la leche tiene que ocupar un lugar prioritario. No debemos olvidar que hasta entonces ése ha sido su principal aporte de energía. Tanto en el desayuno como antes de acostarse, este suplemento lácteo acompañado de galletas o cereales puede resultar muy beneficioso.

Los lácteos son fundamentales en su dieta

Los lácteos son fundamentales en su dieta

En edades preescolares los niños tienen que estar correctamente alimentados, pues su actividad física comienza a ser frenética y su gasto energético elevado. Además, su desarrollo psicomotor le permite una correcta manipulación de utensilios y comenzará, por lo tanto a comer sólo.

Un consejo a tener en cuenta es que el proceso de alimentación de nuestros hijos requiere tiempo. No debemos olvidar que se trata de comidas totalmente desconocidas para sus paladares y que es normal que al principio puedan provocarles rechazo.

A continuación, vamos a desarrollar brevemente qué tipos de alimentos son los adecuados para cada una de las cuatro comidas diarias de nuestros hijos preescolares.

El desayuno es una de las comidas más importantes del día para cualquier persona. A veces, por falta de tiempo, descuidamos esta comida tan importante. La variedad es fundamental. Los lácteos no son la única opción. Los cereales, las galletas, el pan, las tostadas, las frutas, los zumos o el fiambre pueden ser otras opciones interesantes.

La merienda es una comida básica. Los productos lácteos, cereales, frutas y embutidos son recomendables. De vez en cuando podemos introducir en su dieta algún producto de pastelería, pero sin que se convierta en un hábito. No introducir alimentos como patatas, sobaos, donuts o dulces.

Las comidas y las cenas tienen que resultar apetecibles y ser variadas. Podemos preparar cualquier plato de verduras, pero de manera original para que no la desechen de entrada. Cocinarla en forma de brochetas, salteada o con diferente condimentación cada día. El arroz, la pasta y las legumbres tienen que formar parte de su dieta. El segundo plato tiene que ser más completo en las comidas que en las cenas. Filetes, croquetas, pollo, tortilla, pescado o huevo pueden ser una buena opción. Para postre lo mejor es la fruta. No es conveniente que repitamos para la cena los mismos alimentos que a la hora de comer. Recordad algo fundamental, en la variedad está el gusto. Menú recomendado

Enseñarles a comer requiere paciencia

Enseñarles a comer requiere paciencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Calendario de entradas

noviembre 2008
L M X J V S D
    Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos

Número de visitas

  • 60,654 niñeros
A %d blogueros les gusta esto: