El mundo de tu hijo

Archive for the ‘Entrevistas’ Category

Saioa Gerrikagoitia

Saioa Gerrikagoitia

Se llama Saioa Gerrikagoitia Labarga y vive en un pueblo riojano muy próximo a Álava. Tiene 20 años y nació en Bilbao. Este año es el segundo que está en contacto con los niños más pequeños del centro concertado de Labastida (Bastida Ikastola) como profesora de prácticas. En este centro estudió sus primeros años de formación académica. Después, se trasladó al también pueblo alavés, Lapuebla de Labarca para continuar sus estudios en el instituto. En la actualidad está acabando la carrera de Magisterio Infantil en la Universidad de Vitoria. Está convencida de que lo suyo es vocacional y le viene desde pequeña. Mientras estudia su carrera, hace un esfuerzo extra para sacarse el EGA (Euskararen Gaitasun Agiria); en español: Certificado de Conocimiento del Euskera). Se trata de un título acreditativo del conocimiento del euskera, imprescindible para desempeñar determinados trabajos en el País Vasco. Lo necesita si quiere trabajar como profesora en un colegio de esta Comunidad Autónoma. El mundo de tu hijo ha charlado con ella y esto es lo que nos ha contado:

1-¿Por qué decidiste ser profesora?

Siempre he querido ser profesora. Desde pequeña, cuando nos preguntaba alguien que queríamos ser de mayor, imaginaba mi futuro en una ikastola impartiendo clases.

2- Y, ¿ por qué de infantil?

Fue algo que decidí en 2º de Bachillerato. A mí siempre me han gustado mucho los niños y mi tutor me aconsejó que la mejor opción era ser maestra de educación infantil, ya que además de en infantil, también podía dar clase en el primer ciclo de educación primaria, es decir, en los dos primeros cursos (primero y segundo).

3-Después de hacer las prácticas obligatorias en la ikastola ¿Cuál crees es la mayor satisfacción que puede tener una profesora?

Creo que es ver como todos sus esfuerzos tienen su recompensa; como cada intento por tu parte, tienen un resultado. Comprobar, además, que lo que has enseñado y trabajado día a día, lo han aprendido. En definitiva, ver la evolución de un niño que antes apenas hablaba, por ejemplo, o solucionar cualquier tipo de problemas que puedan tener.

4- Después de acabar las prácticas, ¿echas mucho de menos a los niños?

¡Sí!¡Muchísimo! ¡Quiero volver! El hecho de levantarme por las mañanas y saber que en vez de ir a la ikastola tengo que ir a la Universidad porque todavía no he acabado la carrera, es algo que me entristece mucho.

5-¿Crees que el plan de estudios de tu carrera está bien diseñado? Es decir, ¿piensas que cuando acabes este año estarás preparada para enfrentarte sola a una clase repleta de niños?

El plan de estudios de mi carrera se queda corto en la práctica. Todo lo que he aprendido, se lo debo a los tres meses que he estado en prácticas. Con esto quiero decir que el profesor, a mi juicio, tiene que tener muy claros distintos valores. Tú juzgas hasta que punto algo está bien o está mal. Y eso no se aprende con asignaturas como didáctica general, organización del centro o psicología. Eso se aprende con el tiempo y la experiencia.

6-¿Qué crees que es lo más complicado de este trabajo?

Conseguir la estabilidad de un grupo. Conseguir una armonía.

7- Un sueño en el terreno profesional

No aspiro por ahora más que a tener y dirigir mi pequeño barco de pequeños locos (rie).

8- ¿Cómo crees que funciona un niño?

¡Buf! ¡Es una pregunta muy difícil! Cada niño es un mundo y funciona de diferente forma. Lo que te puedo decir es que en general son muy afectivos y cariñosos, aunque, por otra parte son completamente egocéntricos. Pero que no se me entienda mal. El egocentrismo desde el punto de vista cognoscitivo de Jean Piaget. Este autor dice que es una etapa por la que pasan todos los pequeños. Debemos de tener en cuenta que en sus casas son los líderes; los más guapos, los más listos…y, cuando se ven en un grupo en el que para el profesor son todos iguales, se sorprenden. Es algo completamente lógico.

ATENCIÓN: En los próximos días El mundo de tu hijo os ofrecerá una segunda entrega de esta entrevista. En ella, Saioa Gerrikagoitia nos contará detalladamente cómo fueron sus primeras prácticas y cuáles cree que son las cualidades que debe tener una buena profesora de educación infantil.

Anuncios

Es maestra en un colegio de la provincia de Valladolid. Desde hace 3 años, los niños de Villafranca de Duero cuentan en sus aulas con esta educadora nacida en Bilbao. Estudió la Diplomatura de Magisterio especializado en lengua extranjera (Inglés) en la Universidad de Málaga y continuó formándose cursando la Diplomatura de especialista en Educación Infantil en la UNED. Tiene también el título de experta en animación a la lectura por la misma Universidad a distancia. Las dos diplomaturas y su extensa trayectoria profesional hacen de María Asecensión Vitores Álvarez una experta en las dos disciplinas. Ha trabajado en centros de enseñanza de Burgos y de Aranda de Duero. Sus primeras prácticas en Magisterio las realizó en Inglaterra, gracias a una beca concedida por la Universidad de Málaga.

El mundo de tu hijo ha charlado con ella para acercaros algunas de las dudas que se plantean tanto maestros como padres en materia de educación infantil y para conocer la diferencia a la hora de impartir clase en pueblos y ciudades.

1.¿Por qué decidiste dedicar tu vida profesional a la enseñanza?

Mi decision fue absolutamente vocacional. Llevaba muchos años dando clases particulares de inglés y supongo que llevaba dentro el gusanillo.

2.¿Crees que este trabajo tiene que ser vocacional?

Por supuesto, te tienen que gustar los niños, enseñarles, y también aprender con ellos. Los niños son muy buenos maestros aunque ellos no sean conscientes de ello.

3.Siempre me ha parecido muy curioso el proceso que seguis los profesores de infantil para introducir a los pequeños en el aprendizaje. ¿Cómo es el primer contacto? ¿Cómo les enseñas a asociar conceptos?

La verdad es que yo soy constructivista. Es una forma muy particular de trabajar, dura, pero muy satisfactoria. Los niños no son tablas rasas, como cree mucha gente, así que se puede utilizar su curiosidad natural y sus ganas de conocer cosas nuevas para ampliar su mundo. ¡Increíble lo que dan de si los tres años de educación infantil!

4.¿Hay alguna característica inherente al profesor de infantil?

La paciencia, las ganas de que sus alumnos adquieran conocimientos nuevos y que a su vez jueguen ¡hay tiempo para todo! y por supuesto, ser un poco payaso, un poco infantil y saber que se puede jugar con ellos, bailar…nunca te sentirás ridículo. Ellos te aceptan como eres.

5.Trabajas en un colegio de niños en un pueblo vallisoletano pero también has trabajado en Burgos. ¿Encuentras diferencias entre unos y otros niños?

La verdad es que en un pueblo los niños no tienen las mismas expectativas que los niños de la capital: desean conducir el tractor de su padre cuando crezcan, cuidar del rebaño de ovejas, labrar la tierra, ocuparse de las vacas …En fin más bien se limitan a tener deseos de futuro muy concretos, simplemente quieren realizarse mediante un trabajo que cubra sus necesidades básicas. Ni siquiera sueñan, ni ansían, grandes viajes.

6-Me imagino que en un pueblo de casi 400 habitantes, no habrá un aula por curso. ¿Cómo os repartis los espacios?

En mi aula hay niños de 4º,5º,6º cursos y niños con niveles de 3º,2º de EPO y dos niños todavia en la etapa de educación infantil. es imposible trabajar cómodamente con tantos libros diferentes, no se puede profundizar en los temas y generalmente no se puede ampliar información. Por no tener, no tenemos ni ordenadores. Hay, tan solo, dos pcs para 12 alumnos.Ya ves si es diferente con los niños de la capital que tienen un aula de informática. Un sólo nivel. Pueden ampliar información. Los padres suelen tener mayores expectativas y por lo tanto esperan más de sus hijos. Simplemente estamos hablando de niños que viven en dos mundos diferentes.

7.Además en un pueblo al ser menos crios la atención es más personalizada, esto se nota en la práctica. Y al hilo de esta pregunta, ¿debería haber menos niños en las aulas en general?

Creo que has mezclado dos cuestiones diferentes, y además estás presuponiendo algo totalmente erróneo. En un pueblo la atención no es más personalizada, al contrario, es imposible personalizar si quieres terminar el temario, de lo contrario llegarán al último curso con bastantes temas por ver y luego en la eso saldrán a la luz sus carencias.
Lo ideal sería trabajar con menos alumnos en un aula, y además cambiar la metodología. los libros de texto son aborrecibles puesto que limitan el conocimiento a 15 temas que se repiten “machaconamente” a lo largo de la escolaridad. Es, digamos, como si no existiera un mundo fuera de los libros de texto. no es extraño que los chicos se aburran y abandonen. Simplemente les “rayan”.

8-.Desde tus comienzos como profesora, ¿has notado algún cambio generacional en los chavales?

Más bien lo he notado como alumna. Los chavales de ahora no son respetuosos ni con sus compañeros, ni con sus maestros, son respondones, desobedientes y no les gusta nada esforzarse. También se nota en los padres, cuanto peor comportamiento tiene el niño más lo defienden. habría que dignificar el magisterio.

9-. También tienes magisterio de inglés. ¿Qué soluciones ves para que esta asignatura no sea una tortura para los chavales? y, ¿Qué crees que falla a la hora de impartirla?

No creo que sea una tortura. Es, más bien, la forma de impartirla. cuando somos niños nadie nos enseña a hablar nuestra lengua, pero la aprendemos con sus normas gramaticales, aunque no seamos conscientes de ello. Habría que modificar la enseñanza en una segunda lengua ampliando el horizonte de temas. Menos gramática, más vocabulario mediante la lectura y el trabajo de esta en el aula. la actual fórmula de bilingüismo es una vergüenza. Libro de texto traducido y … tira millas. Más de lo expuesto en la pregunta 7.

10-.Los estudios sobre la productivad de los trabajadores dicen que algo fundamental para cualquier currante es que obtenga respuestas, porque así trabaja más y con mayor disposición. ¿Tu trabajo las obtiene?

Por supuesto, pero tienes que trabajar muy duro y estar dispuesto a repetir y repasar conceptos continuamente, ya que con tanta wii y tanta play station los niños dedican muy poco tiempo a estudiar, así que el trabajo lo tiene que hacer el profesor. Es duro, pero así es la enseñanza de hoy en día.

11-. ¿Cambiarías algo del plan de estudios infantil?

La cantidad de alumnos en un aula. Con 15 es suficiente, especialmente si se quiere que pasen a 1º curso de epo con un nivel aceptable, ya que es en este curso donde se ven las carencias de Educación Infantil.


Calendario de entradas

diciembre 2017
L M X J V S D
« Jun    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Archivos

Número de visitas

  • 60,948 niñeros